EL PELADO

$490.00

“Le dieron un par de balazos, lo apuñalaron tres o cuatro veces, por delante y por detrás, se apuñaló a sí mismo y se cortó los brazos y las piernas decenas de veces, se tajeó la carne con cuchillos, con gilletes, con fierros afilados, con chapas de pilas, con losa de water, se tragó un alambre, se amputó un dedo de la mano, lo quemaron con agua caliente, le estalló una granada de gas frete al pecho… Y además, estuvo diecisiete de sus treinta y dos años de vida encerrado en cárceles hacinadas y hediondas. Marcelo Roldán, el Pelado, es, a todas luces, un sobreviviente. El cuerpo que soportó todo eso y más, se pasea de un lado a otro de la sala de visitas de La Tablada, que fue habilitada para una de las tantas entrevistas que Roldán concedió a los autores de este trabajo.”

Descripción

“Le dieron un par de balazos, lo apuñalaron tres o cuatro veces, por delante y por detrás, se apuñaló a sí mismo y se cortó los brazos y las piernas decenas de veces, se tajeó la carne con cuchillos, con gilletes, con fierros afilados, con chapas de pilas, con losa de water, se tragó un alambre, se amputó un dedo de la mano, lo quemaron con agua caliente, le estalló una granada de gas frete al pecho… Y además, estuvo diecisiete de sus treinta y dos años de vida encerrado en cárceles hacinadas y hediondas. Marcelo Roldán, el Pelado, es, a todas luces, un sobreviviente. El cuerpo que soportó todo eso y más, se pasea de un lado a otro de la sala de visitas de La Tablada, que fue habilitada para una de las tantas entrevistas que Roldán concedió a los autores de este trabajo.”